La humanidad pierde su inocencia, ya están aquí

Desde hace muchos años estábamos convencidos de la presencia extraterrestre como algo real en nuestro planeta y más

05 octubre 2019 |

Desde hace muchos años estábamos convencidos de la presencia extraterrestre como algo real en nuestro planeta y más, pues considerábamos y aún lo hacemos, que no había una ciudad importante en el mundo en donde no se encontraran “ellos, los extraterrestres”, a tal punto que lo manifestamos públicamente en un programa de televisión al periodista Jorge Valverde (q.e.p.d), hace ya unos 20 años. Veamos por qué decimos que la humanidad pierde su inocencia.

Informes científicos

Existen algunos informes científicos como el conducido por el físico Peter Sturrock de la Universidad de Stanford con otros 8 prestigiosos científicos en 1997, que llegó a la conclusión de que el fenómeno OVNI existía en términos físicos independientemente de las interpretaciones. También podemos mencionar el “Informe Cometa”, conocido como “Los OVNIS y la defensa”, publicado 2 años después en 1999 y conformado por militares y científicos franceses que lo entregaron a las autoridades de su país en ese momento. Está también el “Proyecto del Libro Azul”, aunque este más bien era un despropósito científico.

Además, podemos agregar acá, los aportes individuales de científicos como Jacques Valleé, Richard Hines, Allen Hynek, John Mack y algunos más, que han realizado sus propios estudios y publicados en varios libros.

Desclasificación de documentos de parte de países

Importante mencionar que desde hace 40 años diferentes países de todo el mundo a través de diferentes instituciones han ido desclasificando documentos considerados secretos como es el caso específico de la CIA y otras agencias en USA, pues algunas personas se acogieron a la FOIA (Freedom of International Act) para que se desenterrara documentación oficial sobre el fenómeno OVNI. Como muestra de ello, adjuntamos una imagen de dos libros publicados por Andreas Faber Kaiser en 1980 y 1981 que recogen numerosos documentos y memorandos del archivo de la CIA. Algunos de estos países además de USA que han desclasificado o revelado documentos son: Reino Unido, España, Australia, Nueva Zelanda, Brasil, Rusia, Canadá, Japón, Francia y el mismo Vaticano.

Los investigadores y difusores

No podemos dejar de mencionar la contribución de destacados investigadores por todo el mundo, como Wendelle Stevens, Juan José Benítez, Enrique de Vicente, Fabio Zerpa, Antonio Ribera, Andreas Faber Kaiser, Salvador Freixedo, Steven M Greer, Stanton Friedman, Luis Andrés Jaspersen, Pedro Ferriz, Javier Sierra, Pablo Villarrubia, Jaime Rodríguez, Jaime Maussan, Luz Mary López, Yohanan Díaz, Daniel Muñoz y muchos más que han enriquecido con sus indagaciones y que han permitido a través de muchos años, que comprendamos el fenómeno OVNI como algo universal.

Los “hombres contacto”

También debemos de citar el aporte realizado por hombres y mujeres valientes que manifestaron y aseguraron tener contacto con extraterrestres en diferentes momentos de los últimos 70 años; entre ellos: Eugenio Siragusa, George Adamski, Daniel Fry, Bárbara Marcianiak, Enrique Castillo Rincón, Marla, Billy Meir, Villas Boas, los hermanos Carlos Y Sixto Paz y algunos otros que en este momento se escapan de mí mente.

La humanidad pierde su inocencia

Sin embargo, no es sino hasta el 16 de diciembre del año 2017 que un titular del famoso periódico del New York Times destapó una verdad que ya conocíamos, haciéndola de alguna manera oficial: “Glowing Auras and ‘Black Money’: The Pentagon’s Mysterious U.F.O. Program”, escrito por Helene Cooper, Ralph Blumenthal and Leslie Keanque, que en español sería algo así como; “Auras resplandecientes y “dinero negro”: El misterioso programa de los OVNIS del Pentágono.

En uno de los párrafos se mencionaba que, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos de Norteamérica, había gastado $22 millones de dólares en un programa (AATIP) que investigó OVNIS (Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales) dirigido por un oficial de inteligencia militar llamado Luis Elizondo. El programa secreto o en “las sombras” comenzó en el 2007, con la ayuda del Senador demócrata Harry Reid de Nevada que al parecer tenía interés en el tema.

Y en el contenido se aporta también, dos vídeos de encuentros entre objetos desconocidos y aviones militares del la Armada del portaaviones Nimitz frente a la costa de San Diego, en California.

El 24 de abril del 2019 Barbara Starr, corresponsal de CNN en el Pentágono difunde un artículo bajo el título: «US Navy introducing guidelines for pilots to report UFO sightings» que traducido sería:»La Marina de los Estados Unidos presenta pautas para que los pilotos denuncien avistamientos de OVNIS». Según la periodista, en el comunicado dijeron: «La Marina está actualizando y formalizando el proceso mediante el cual, los informes de tales sospechas de oncursiones pueden hacerse alas autoridades competentes». En otras palabras, lo que están diciendo es que renuevan el protocolo para reportar encuentros.

Posteriormente el 22 de mayo del 2019, sale una nota extraordinaria en “The New York Post”, que publica un artículo escrito por Steven Greenstreet con el titular: “The Pantagon finally admits it investigates UFO’s (Finalmente el Pentágono admite que investiga los OVNIS)

Lo hace a través de un comunicado que es proporcionado exclusivamente a este periódico que lo refiere así: “Un portavoz del Departamento de Defensa dijo que una iniciativa secreta del gobierno llamada Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales si llevó a cabo investigaciones sobre fenómenos aéreos no identificados”Es más, en él se dice que: “aunque el Programa AATIP se cerró en el 2012, el portavoz Christopher Sherwood reconoció que el departamento aún investiga los supuestos avistamientos de naves extraterrestres”

Y más adelante menciona a Nick Pope un exfuncionario de defensa del Reino Unido que manifestó que: “las anteriores manifestaciones siempre fueron ambiguas, pero esta nueva admisión dejaba en claro que realmente estudiaron lo que el público conocería como OVNIS”.

Siempre se había demandado a los investigadores e involucrados en el fenómeno OVNI evidencias físicas “duras”. Hoy, pareciera es diferente. Michio Kaku físico teórico bastante escéptico del tema expresó el 9 de setiembre pasado en Barcelona a Héctor M. Garrido que: “Los pilotos militares están aportando evidencias que nosotros, los físicos, podemos medir con nuestros instrumentos, así que la carga de la prueba es ahora de los Gobiernos, deben demostrar que esas imágenes no son ciertas”. 

Pero lo que pone la «cereza en el pastel», en toda esta extraordinaria información, es la noticia divulgada recientemente por los medios, donde la Marina de los estados Unidos ratifica que los vídeos publicados receentemente de OVNIS, son reales. Así lo recoge la periodista Becky Little, en un artículo publicado en History el 19 de setiembre del 2019 con el encabezamiento: «Navy confirms UFO Videos are real and show Unidentified Aerial Phenomena» ( La Marina confirma que los vídeos de ovnis son reales y muestran fenómenos aéreos no identificados). https://www.history.com/news/navy-confirms-ufo-videos-real

Y es que efectivamente tal y como se explica en dicho artículo, «La Marina de los EE.UU. confirmó que los vídeos tomados por las cámaras de armas de los F18 publicados por primera vez en el periódico The New York Times y una organización de OVNIS, muestran «fenómenos aéreso no identificados» o UAP, un término más formal para los OVNIS sin la connotación de que sean de «hombres verdes».

Hemos simplificado lo acontecido hasta el momento con estas informaciones asombrosas difundidas de tan solo 4 medios respetados pero que fueron replicados en todo el mundo, concienciando de esta manera sobre la realidad del llamado fenómeno OVNI y los extraterrestres.

El hecho de haber creído y tenido la soberbia de pensar que estábamos solos en el Universo durante tanto tiempo nos hizo inocentes, ingenuos y antropocentristas. Queda en evidencia que la humanidad pierde su inocencia y que partir de ahora debemos de ser más humildes y empezar a reconocer la grandiosidad del Universo que nos rodea probablemente repleto de vida y seres inteligentes semejantes o no de nosotros, al contrario de lo que se nos ha dicho.