La superficie de Europa, la luna de Júpiter, batida por pequeños impactos

La luna de Júpiter, Europa, y su océano global pueden tener actualmente condiciones adecuadas para la vida. Los científicos están estudiando procesos en la superficie helada mientras se preparan para explorar.

13 julio 2021 |

La luna de Júpiter, Europa, y su océano global pueden tener actualmente condiciones adecuadas para la vida. Los científicos están estudiando procesos en la superficie helada mientras se preparan para explorar.

Es fácil ver el impacto de los desechos espaciales en nuestra Luna, donde la superficie antigua y maltratada está cubierta de cráteres y cicatrices. La luna helada de Júpiter, Europa, soporta una paliza similar, junto con un golpe de radiación súper intensa. A medida que se agita la superficie más alta de la luna helada, el material que llega a la superficie es golpeado por la radiación de electrones de alta energía acelerada por Júpiter.

Los científicos financiados por la NASA están estudiando los efectos acumulativos de pequeños impactos en la superficie de Europa mientras se preparan para explorar la luna distante con la misión Europa Clipper y estudiar las posibilidades de una futura misión de aterrizaje. Europa es de particular interés científico porque su océano salado, que se encuentra debajo de una gruesa capa de hielo, puede tener actualmente las condiciones adecuadas para la vida existente. Esa agua puede incluso llegar a la corteza helada y a la superficie de la luna.

Nuevas investigaciones y modelos estiman a qué profundidad esa superficie se ve afectada por el proceso llamado "jardinería de impacto". El trabajo, publicado el 12 de julio en Nature Astronomy, estima que la superficie de Europa ha sido batida por pequeños impactos a una profundidad promedio de aproximadamente 12 pulgadas (30 centímetros) durante decenas de millones de años. Y cualquier molécula que pueda calificar como biofirmas potenciales, que incluyen signos químicos de vida, podría verse afectada a esa profundidad.