JJ. Benítez: "Los humanos somos un experimento de civilizaciones extraterrestres"

El periodista y divulgador del fenómeno OVNI publica 'Mis primos': "Habría familiaridad entre los extraterrestres y nosotros"

14 octubre 2021 |

JJ. Benítez lleva casi 50 años investigando el fenómeno OVNI y en este tiempo ha conocido unos 12.000 casos. El escritor superventas -su saga Caballo de Troya una de las más vendidas de la historia, en la que narra la vida de Jesús de Nazaret a través de los ojos de un viajero en el tiempo, que se traslada del siglo XX a su época-, acaba de publicar 'Mis primos' (Planeta), un nuevo libro en el que documenta 251 casos nuevos de avistamientos o contactos con el mundo extraterrestre. '

P.- ¿Quiénes son esos primos que dan título al libro? ¿Los tuyos, los míos, los de todos?
R.- 'Mis Primos' es una forma en broma de hablar de estas civilizaciones que no son humanas y que nos visitan desde hace muchísimo tiempo. Es una manera familiar de referirme a ellos, en parte quizás con razón. Tenemos la sospecha de que alguna de estas civilizaciones es la responsable de la aparición en el planeta de la vida inteligente. Todo eso que se cuenta en la Biblia de 'hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza', está hablando en plural por lo que no se podía referir a Dios. Se refiere a criaturas con una tecnología muy avanzada que son capaces de modificar la genética, por ejemplo, de un grupo de simios y desgajar una rama que somos los seres humanos. Entonces sí habría familiaridad entre los extraterrestres y nosotros, pero eso la religión no lo acepta.

P.- ¿Cuál sería su objetivo? ¿Qué buscan en nosotros?
R.- Podemos ser un experimento de las civilizaciones extraterrestres. Que estas civilizaciones muy avanzadas creen mundos habitados por criaturas hechas a su imagen y semejanza sería algo lógico y normal en el Universo. A lo mejor, algún día, nos toca a nosotros, cuando la tecnología y la conciencia humana estén los suficientemente desarrolladas para llevar la vida a algún otro planeta. Lo que pasa es que nosotros estamos muy retrasados. En ese aspecto somos muy primitivos.

"El fenómeno ovni es ciencia, pero una ciencia que para nosotros sería magia"

 

P.- ¿Estamos hablando de ciencia o magia?
R.- El fenómeno ovni es ciencia, pero una ciencia que para nosotros sería magia. Lo que tenemos ahora sería magia para Ricardo Corazón de León o para Mahoma. 

P.- ¿Crees que la vida extraterrestre está detrás de la aparición de las religiones?
R.- Sí, están detrás de todas. No sé exactamente lo que pretenden. Sospecho que en ciertos momentos establecen determinadas religiones monoteístas, judía, cristiana,  musulmana... porque les interesa para el desarrollo y evolución de esos seres humanos. No lo justifico, entiendo que las religiones son un verdadero agujero negro en la vida humana. Han conducido a guerras, a cruzadas, asesinatos, a luchas de poder, a todo... También pueden ser una consecuencia de su presencia, aunque no hubiera intencionalidad. Es decir, que los humanos hubieran creado una religión al verles y considerarles dioses.

"No somos los únicos en el universo"

 

P.- Del fenómeno OVNI has dicho que es "el suceso más importante de la historia del hombre". ¿Por qué?
R.- Voy a cumplir 50 años al año que viene en la investigación del fenómeno OVNI y es una de las conclusiones a las que he podido llegar. Estoy absolutamente convencido de que la visita de estas civilizaciones, en plural, sería el acontecimiento más importante del ser humano. ¿Por qué? Demostraría que no somos los únicos en el universo, que hay muchísimas civilizaciones y que hay un orden establecido. El día que se hagan públicos, digamos, tendríamos que revisarlo todo: nuestras ideas, nuestros conceptos, la situación social, política, económica, religiosa... 

P.- En mi última entrevista me dijiste que no tenías miedo a la muerte y que estabas convencido al 150% de que había vida después. ¿Sigues pensando lo mismo?
R.- Sí, aunque no es lo mismo la forma de morir, que te mueras tranquilamente en la cama o que te atropelle un autobús. Lo que es la muerte en sí no tengo el menor miedo. Creo saber lo que hay y lo que me espera después.

"He recibido mensajes de Blanca tras su muerte"

 

P.- Este año te has tenido que enfrentar a la muerte de tu esposa Blanca, ¿has recibido algún mensaje o señal de ella?
R.- Sí, he recibido mensajes de Blanca tras su muerte o lo que interpreto como una señal suya. Estaba leyendo en nuestra casa nueva, que ella no llegó a ver, y pensando cosas en ella. Le decía algo así como 'supongo que ahora conoces parte de la verdad, que soy un idiota y un inútil, entonces no sé si me seguirás queriendo igual'. ¡Fíjate qué pensamientos! Entonces oí un ruido, ¡boom! que venía de mi despacho, que tiene una librería con unos cuadros colgados. Uno de ellos se había caído al suelo. Yo tenía la costumbre de dejarle mensajes en los países a los que viajaba cuando iba solo. El cuadro que se cayó tenía uno que le había dejado escondido debajo de un moai en la isla de Pascua, que recuperamos en el año 93 en un viaje que hicimos juntos y lo había enmarcado. En el papel pone: 'Tan lejos y tan cerca, aquí también te amo'. Claro, me quedé sorprendido. Mi pensamiento en ese momento era si me quería todavía y se cae de los diez que había justo ese, que responde a esa pregunta. 

P.- Nosotros como humanos conocemos nuestro presente, ¿en qué nos transformamos después de la muerte?
R.- Yo no creo en la reencarnación, no creo que sea necesaria. Creo que procedemos de un lugar donde no eres físico, eres energético y por las razones que sea se te presenta la oportunidad de vivir en la materia, encarnar aquí y vivir aquí. Pero después vuelves otra vez a esa energía, a esa luz que piensa.

P.- ¿Cómo investigas los casos y llegas a la convicción de que lo que te cuentan es realmente un contacto extraterrestre?
R.- El penúltimo caso que he investigado es de un cazador de un pueblo de Sevilla. Cuando me entero del asunto me voy a verlo, hablo con él y me cuenta que cuando ve el objeto por la noche lo graba. Siempre que hay alguna prueba, lo mando a analizar para ver si está trucado. En un años o más volveré a verle para que me lo cuente otra vez. Con este sistema es bastante difícil que alguien te mienta, ya que acabaría contradiciéndose.

"Todos los testigos del fenómeno OVNI están previamente seleccionados"

 

P.- ¿Por qué esos seres, digámoslo así, se comunican sólo con algunos?
R.- Yo creo que todos los testigos del fenómeno OVNI están previamente seleccionados. No hay casualidad, aunque aparentemente lo parezca. Está todo minuciosamente programado y diseñado con un fin.

P.- ¿Cuál sería ese fin?
R.- El fin sería en este caso la sociedad humana, tratar de mentalizarla, que no es fácil, de que no somos los únicos en el universo. Ese sería el objetivo fundamental. No es fácil, porque la gente está en su vida, en sus historias y solo una minoría echa cuenta de esto. Es importante mentalizar a la gente para que, en algún momento se produzca ese contacto público. Creo que, de momento, eso no va a pasar.

"Los ovnis son algo físico, no es una entelequia ni fantasmas"

 

P.- ¿Los ovnis son objetos? ¿Son volantes y no están identificados?
R.- Están perfectamente identificados. Generalmente son objetos metálicos que vuelan y desarrollan velocidades imposibles, son detectados en los radares civiles y militares, dejan huellas... Son algo físico, no es una entelequia ni fantasmas.

P.- Todo lo que nos describes parece formar parte del guion de una película de Marvel o una serie de ciencia ficción.
R.- No voy al cine desde la muerte de Blanca. Lo que ocurre es que muchas de estas series o películas no se ajustan a la realidad porque no han investigado el tema. Estas civilizaciones, por lo que yo sé, no se dan a conocer públicamente. Sí esporádicamente en momentos muy concretos, pero no públicamente porque está prohibido.

P.- ¿Está prohibido por quién?
R.- Por ellos. Entre ellos mismos no se autoriza el contacto prolongado y continuado. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla, muy elemental, si una civilización está más adelantada que otra desde el punto de vista técnico, no deben intervenir, porque anulas o agotas a la civilización inferior. Que es lo que hemos hecho nosotros a lo largo de la historia. Hemos llegado a América y hemos pasado por degüello a los que hemos podido. Y los ingleses igual, los belgas, los franceses... todos lo mismo.

P.- ¿Es sólo una o son más las civilizaciones avanzadas que nos visitan de forma esporádica?
R.- Muchas, muchísimas. 

P.- No tengo duda de que has investigado estos fenómenos, pero lo que me cuentas ralla un poco la ciencia ficción ¿no?
R.- La realidad es muy superior a la ciencia ficción. No te puedes imaginar. Estoy intentando hacer un estudio comparativo del Antiguo Testamento y el fenómeno OVNI. Te encuentras que hace 3.300 años, con Moisés, la gente consideraba a estos hombres que descendían de naves dioses. No tenían otra opción. Yavé, que yo creo que era un equipo, no era Dios, les dice entre otras cosas: 'no podéis hacer imágenes ni de lo que está arriba ni de lo que está abajo'. ¿Por qué? Para que no caigan en la idolatría. Pero había una razón más importante, que no dice. Si tú representas en una pintura o escultura a los supuestos dioses con los que has tenido contacto, estás esculpiendo a un individuo con dos cabezas. Solución: prohibirlo.

"Te conviertes en un solitario porque, salvo excepciones, no puedes hablar con nadie de todo esto"

 

P.- Vives enfrascado en historias que podrían poner los pelos de punta a cualquiera, en contacto con gente que vive experiencias extrañas, premoniciones terribles, como aquella que pronosticó la pandemia del coronavirus. ¿Es complicado digerir todo esto?
R.- Solo me dan miedo las mujeres y los ordenadores. Las mujeres sí o sí. Y el ordenador, porque no sé cómo funciona. Lo otro es complicado y al final te conviertes en un solitario porque, salvo excepciones, no puedes hablar con nadie de todo esto. No te creen, te ignoran o no les interesa. Al final te quedas tú con la información, la digieres, si puedes, y creas tus teorías e hipótesis. Como mucho lo publicas en un libro. Es complicado.